Motor

Adiós a la locura de los mandos digitales en los coches

La Unión Europea ha dado la voz de alarma por tanto mando digital en los coches. BYD ha tomado nota y en su último lanzamiento en España, el BYD Seal U, ya introduce botones de accionamiento manual en algunas de sus funciones

Ante un foro de unas ochenta personas especializadas en el mundo del motor, los responsables de BYD en España se subieron al estrado y comenzaron a dar detalles de cómo es el modelo que está llegando ahora a los concesionarios. Explicaron que el BYD Seal U es un SUV 100% eléctrico de 4,7 metros de longitud y tracción delantera. Pero también incidieron en que, a pesar de diferentes efectos especiales tecnológicos, como una pantalla en el centro del salpicadero que gira y se coloca de forma vertical y horizontal, también introducía junto a la palanca del cambio, mandos de accionamiento manual para algunas funciones. Responde así BYD a una llamada de atención que desde hace tiempo se está haciendo a las marcas desde los medios de comunicación. La propia EuroNcap, el organismo que certifica la seguridad de los coches, ya ha anunciado que solo otorgará la máxima calificación, las cinco estrellas, a aquellos modelos que incluyen determinados botones físicos. BYD, pues, se pone la tirita antes de que se produzca la herida.

Ciertos parecidos

Pero los responsables de BYD también dieron más detalles de este coche que no hay que confundir con el BYD Seal a secas, sin esa U de Utility que ahora este modelo añade. La diferencia está en que el BYD Seal es una berlina y el BYD Seal U es un SUV. En común tienen que están construidos sobre la misma plataforma, la e-Platform 3.0. Se trata de una estructura que más parece un lego que un producto ingenieril. Sobre ella se pueden montar coches con tracción delantera, total, con un motor en el eje delantero, trasero, en los dos… Ya da soporte a los BYD Dolphin y el Atto 3 y a partir de ahora también a los Seal, con o sin la U de apellido. O sea, economía de escala en toda regla.

En España, el BYD Seal U se ofrecerá en dos versiones. La Comfort con una batería de 71,8 kWh y la Design, con una capacidad de 87 kWh. En la primera, los datos oficiales de autonomía son de 420 km y un consumo de 19,9 kWh/100, mientras que en el segundo caso hablamos de  500 km de autonomía y un consumo de 20,5 kWh. Pero, ojo, aquí pasa como con los coches con motor de combustión. Una cosa es lo que anuncia la marca y otra la realidad, que depende de innumerables factores.

Tanto una versión como la otra desarrollan 218 CV (160 kW).

El BYD Seal U es un SUV y el BYD Seal sin el apellido de la U es una berlina. En ambos casos, son 100% eléctricos.

Esto es otra historia

Tradicionalmente, las baterías de coches eléctricos están formadas por una serie de celdas en las que se produce la reacción química necesaria para producir la electricidad que alimenta el motor eléctrico que mueve el coche. En el BYD Seal U la arquitectura es diferente porque las celdas forman unas delgadas láminas en un conjunto compacto. La llaman Blade Battery y se basan en iones de litio, pero el cátodo es de ferrofosfato de litio, una solución que tiene sus defensores y detractores. Por una parte, tienen menos impacto medioambiental porque prescinden del cobalto, pero su densidad de carga es menor. Aún así, BYD, asegura que en la versión Comfort puede cargarse del 30 al 80% en 27 minutos (a una corriente continua de 115 kW de potencia), y en 28 minutos en la Design (con una potencia de 140 kW). Esto, claro, suponiendo que el cargador tenga como mínimo estas potencias de carga, porque la mayoría de los que hay en la red pública no pasan de 50 kW.

En el BYD Seal berlina, la batería está integrada en el chasis, mientras que en el Seal U está sobre él. En ambos casos, está configurada para poderse utilizar como fuente de energía portátil.

Bienvenido a bordo

El interior del BYD Seal U está diseñado para transmitir calidad y amplitud. El cuadro de instrumentos de 12,3” pulgadas es configurable y, como en la berlina, incluye techo panorámico y una pantalla para el sistema de infoentretenimiento de 15’6”.

Está a la venta desde 42.290 euros sin descuentos. Incluyendo el descuento por financiación, el Plan Moves y la aportación de BYD, se puede quedar en 32.080 euros con casi todo de serie. Apenas una pintura de color rojo queda para el capítulo de opciones.

MG

Noticias recientes

Las plantas se aparean de por vida y ahuyentan a los otros pretendientes

Los científicos en Japón revelan el mecanismo por el que una flor femenina atrae selectivamente…

8 horas hace

¿Es difícil encontrar camareros? El miedo a los robots es un problema

Según un estudio, el uso de robots para cubrir las carencias de mano de obra…

8 horas hace

Descifrando el lenguaje de los suricatos

Los investigadores  desentrañan el habla de los grupos de suricatas y demuestran que utilizan dos…

1 día hace

El telescopio Webb ofrece el primer vistazo al interior de un exoplaneta

El metano hallado en el exoplaneta WASP-107 b a 200 años luz revela la masa…

1 día hace

Cinco rutas para viajar por España con tu Citroën Holidays

La Citroën Holidays tiene cocina con fregadero, hasta cuatro camas, mesa desmontable y, si se…

2 días hace

Este es el circuito del cerebro que determina la gordura

Una conexión recién descubierta entre dos regiones cerebrales podría determinar la gordura y  ayudar a…

2 días hace